LOS PAGOS ENTRE PROFESIONALES Y ENTRE PARTICULARES Y PROFESIONALES NO SERÁN SUPERIORES A 1.000 €.

Los pagos en efectivo permitidos se rebajarán desde los 2.500 euros actuales hasta los 1.000, una vez se apruebe la ley contra el fraude fiscal que ahora mismo se tramita en el Congreso de los Diputados.

Se incluirá una enmienda en la ley de lucha contra el fraude en trámite parlamentario, que incluirá la prohibición de pagos de más de 1.000 euros entre profesionales y cuando el pago sea entre particular y profesional. No se limitarán, en cambio, los pagos entre particulares, que seguirán siendo la excepción.

Una medida que busca luchar contra el fraude, ya que, según explica José María Peláez, inspector de Hacienda, «pagar dinero en efectivo en cantidades elevadas se ha considerado siempre como un factor de riesgo para el fraude fiscal y el blanqueo de capitales».

En este sentido, desde Gestha -el sindicato de técnicos de Hacienda- aplauden la medida. Su presidente, Carlos Cruzado, apunta que les parece positivo que se incluyan aquellas operaciones «en las que interviene un particular frente a un empresario o un profesional», ya que es precisamente «dentro de la fase minorista, en estas ventas al consumidor final, donde hay mayor riesgo de ocultación de ventas».

2021-07-18T12:23:40+00:00