LA EMPRESA NO ES RESPONSABLE DE LAS AGRESIONES ENTRE SUS TRABAJADORES

La sentencia destruye el principio de que todo lo que ocurre en un centro de trabajo es responsabilidad de la empresa. Sólo porque la agresión suceda en la sede de la empresa y en horario de trabajo no puede hacerse responsable a la empresa. El Tribunal señala como ejemplo el de un vigilante de aparcamiento que aprovecha su condición para violar a una usuaria y expone que la empresa no es responsable de este comportamiento porque es ajeno al mundo laboral. Para que proceda declarar la responsabilidad subsidiaria de la empresa no basta con que el infractor y el presunto responsable civil subsidiario estén ligados por una relación jurídica o de hecho o por cualquier otro vínculo, sino que también es preciso que el delito que genera la responsabilidad se halle inscrito dentro del ejercicio normal o anormal de las funciones desarrolladas en el seno de la actividad de la empresa, lo que en el caso no puede afirmarse.

2019-11-09T12:18:24+00:00